Domene, Alfredo

Alfredo Domene empezó a elaborar cerveza como hobby, pero pronto se convirtió en una pasión y, con el tiempo, en su actual profesión: maestro cervecero. Así, en agosto de 2015, lanzó al mercado su propia marca de cerveza: Doménicus. Desde entonces ha sido elegida en varias ocasiones como la mejor cerveza en las Ferias de Cerveza Artesana organizada por la Asociación Galega de Cervexeiros Artesáns, galardón que se otorga por votación popular. Y sus cervezas también han sido premiadas en concursos con jurados profesionales, especialmente la variedad Rubia Marina, hecha con agua del mar del Fin del Mundo, que ha sido seleccionada entre las cien mejores cervezas artesanas de España.